We use our own and third party cookies to analyze our services. If you continue to browse, we consider that you accept their use. More information HERE

Juan de Ávalos y Taborda (1911-2006) Art Deco Escultura de Bronce La Coqueta Siglo XX


11 fotos JUAN DE ÁVALOS Y TABORDA (1911-2006) ART DECO ESCULTURA DE BRONCE LA COQUETA SIGLO XX (Arte - Escultura - Bronce)

Follow
  • 15% off! Before 900,00 €
    Next Wednesday last day
  • Free delivery (certified shipping)
  • Items: 1

    Condition: Very Good (new or like new, without any signs of use)


    Presentamos esta escultura de bronce Art Deco con una base de mármol del siglo XX firmada por Juan de Avalos y Taborda.

    Medidas: ancho 19 x alto 18 x profundidad 9 cm.

    La base es rectangular de un hermoso mármol rojo alicantino de España, rojo ladrillo con vetas claras de tonos blancos y grises.

    La escultura de bronce en una espléndida pátina verde aguamarina clara y oscura, que representa a una niña desnuda.

    La joven está sentada con las piernas juntas, su brazo derecho acariciando sus pies y el brazo izquierdo debajo de su pecho sostiene la sábana en la espalda que se reclina debajo de ella.

    Se baja el cuello y se enfrenta al observador, el cabello cae detrás de la modelo y revela una mirada elegante que insinúa una sonrisa.

    La hermosa pátina verde agua con juegos oscuros y oscuros hace que el bronce parezca casi piedra, transmitiendo elegancia y belleza, suave como la piel de una mujer.

    La habilidad del escultor español también se nota en la fisonomía del cuerpo: las piernas, los brazos, las manos, los pies y la espalda transmiten belleza y erotismo.

    Obra de la escultura española más importante del siglo XX, con una radiante base de mármol.

    Eche un vistazo a nuestros perfiles de redes sociales para leer los comentarios de los clientes y ver nuestro embalajes.
     
    Nuestros precios incluyen envío a los siguientes países: España, Portugal, Francia, Italia, Alemania, Bélgica, Países Bajos, Suiza, Austria (excluidas las islas).

    Juan de Ávalos y Taborda (Mérida, 21 de octubre de 1911 - Madrid, 6 de julio de 2006) fue un escultor español.

    Su carrera se ha asociado a las esculturas del Valle de los Caídos, considerado el escultor español más importante del siglo XX.

    Comenzó a mostrar un gran talento para el dibujo a la edad de seis años, recibiendo lecciones de dibujo de Juan Carmona, párroco de la Iglesia de Santa Eulalia.

    A los ocho años, la familia se mudó a Madrid. Estudió en el Collegio dei Mercedarios, al mismo tiempo que fue a la Escuela de Artes y Oficios. Cuando era niño le gustaba la escultura clásica, haciendo bocetos en el Casón del Buen Retiro (entonces hogar del Museo Nacional de Reproducciones Artísticas), y en Don Juan Tenorio de José Zorrilla, para el que hizo varios bocetos.

    Aunque su familia quería que fuera a la universidad, comenzó como aprendiz de varios escultores de madera y, a los catorce años, ingresó en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

    En 1933, a los 22 años, logró un lugar en la Universidad de Sevilla, destacando el Teatro Mérida. Conoció a Miguel de Unamuno en el estreno de Medea. Un año después fue nombrado Director Adjunto del Museo Arqueológico de Mérida.

    En 1936 se alistó en el ejército, pero en 1938 cayó gravemente herido en Jaén. En el mismo año se casó con Soledad Carballo Nuñez en Pontevedra y tuvo dos hijos: Juan y Luis.

    San Giovanni en el Valle de los Caídos.
    Después de la guerra, abrió un estudio en Madrid, pero en 1940 recibió una queja porque se consideraba un colaborador republicano. Ávalos continuó su actividad normal, participando en la Exposición Nacional de Bellas Artes.

    En 1945 recibió un homenaje público a la Cámara Municipal de Oporto, que fue seguido por varias comisiones en Lisboa, por lo que decidió establecer su estudio allí. Participará en exposiciones en Buenos Aires y Río de Janeiro.

    En 1950, un amigo lo recomendó para la realización de las esculturas del Concurso de la Basílica de Santa Cruz della Valle de los Caídos.

    A pesar de lo que tradicionalmente se ha dicho, nunca existieron lazos entre el escultor y Francisco Franco. Durante la Expo de 1950, el Caudillo, visitando la exposición, se detuvo frente a la estatua de Ávalos y dijo: Este es el gran escultor que necesita España.

    Se reunieron en el Palacio Real de El Pardo, por consejo de Blas Pérez González, ministro del Interior. Allí, el escultor propuso un tema fundamentalmente religioso, evitando cualquier sugerencia.

    Sobre su estética se ha escrito que es "apreciado como uno de los escultores españoles que mostró una mayor pasión por el cuerpo humano" 3, como se observa en los cuerpos del conocido mausoleo de los amantes de Teruel, o en los Cristos y Piezas del cincel. . Comentó con el maestro Joaquín Rodrigo que los dos eran trabajadores manuales, el primero que tocaba estéticamente el teclado del piano y el segundo que tocaba la piedra hasta que el trabajo estaba bien hecho.

    En 1976, coincidiendo con el bicentenario de la Independencia de los Estados Unidos, España le dio a ese país una estatua ecuestre de Gálvez, obra de Juan de Ávalos, que se colocó en la Avenida Virginia en Washington, Washington DC. La estatua se encuentra en el parque conmemorativo de Bernardo de Gálvez, cerca de la avenida mencionada.

    Las obras de Juan de Ávalos se exhiben en Santa Cruz de Tenerife, Teruel, Barbastro, Zaragoza, Puerto Rico, León, Oviedo, Guayaquil (Sagrado Corazón), La Habana (Homenaje a Cuba), República Dominicana (Sculture Plaza de la Bandera), entre otros lugares En una de las plazas de Esquivias (Toledo) se encuentra el monumento dedicado al conservador Luis Astrana Marín; y también una gigantesca estatua de Cervantes. La estatua dedicada a Rocío Jurado en su ciudad natal. En Benidorm (Alicante) es posible ver el monumento a los marineros caídos y en la iglesia de Mondragón a Cristo. En Burgos se conservan la estatua ecuestre del conde Diego Porcelos (fundador de la ciudad) y el monumento a las fuerzas armadas. La ciudad de Úbeda expone dos leones en la plaza de Vázquez de Molina, frente al palacio homónimo. En la Catedral de Madrid, un Cristo mentiroso es custodiado por su mano.


anticaroma

(1)
España (Toledo)
Member since: 15/11/2018

  Add to favourites

Report on this lot