We use our own and third party cookies to analyze our services. If you continue to browse, we consider that you accept their use. More information HERE

VICTOR RODRÍGUEZ preciosa acuarela CIUDAD VIEJA A CORUÑA 32 X 46 cm.


8 fotos VICTOR RODRÍGUEZ PRECIOSA ACUARELA CIUDAD VIEJA A CORUÑA 32 X 46 CM. (Arte - Acuarelas - Modernas siglo XIX)

Follow
  • VICTOR RODRÍGUEZ PRECIOSA ACUARELA CIUDAD VIEJA A CORUÑA 32 X 46 CM.

    VICTOR RODRÍGUEZ preciosa acuarela CIUDAD VIEJA A CORUÑA 32 X 46 cm.

    90,00 €


    Ends: 2d 7h 32m 
    March 4, 2021 7:20:00 PM CET
    Start price:   90,00 €

    Items: 1

    Condition: Normal (with signs of use)


    VICTOR RODRÍGUEZ preciosa acuarela CIUDAD VIEJA A CORUÑA 32 X 46 cm.

     

    ACUARELA ORIGINAL DE

     

    VICTOR RODRÍGUEZ

     

    Vigo Pontevedra 1981

     

    ACUARELA DE LA CIUDAD VIEJA CASA DE PUCHO ORTIZ Y LA COLEGIATA AL FONDO

     

     

    Firmado Victor Rodríguez

     

    Mide 32 x 46 cm. -DIN A3-

     

    En perfecto estado

    PRECIOSA Y ORIGINAL OBRA DE ESTE EMERGENTE ARTISTA

     

    Nace en Vigo en 1981, donde aprende técnicas de pintura con el artista Mingos Teixeira. Después de pasar por la universidad y cursar estudios de ingeniería técnica industrial, optó por dedicar su tiempo a la pintura, y continuó con su formación de forma autodidacta, estudiando también escultura en la Escuela de Artes y Oficios de Vigo, y asistiendo al Máster en Obra Gráfica de la Fundación Ciec.

     

    FORMACIÓN

     

     

     

    Escultura Y Talla en Madera. Escuela de Artes y Oficios, Vigo.

     

    IV Máster en Obra Gráfica. Fundación Ciec, Betanzos.

     

    Estudio de Pintura en el Taller de Artes Mingos Teixeira, Vigo.

     

    Beca para Proyecto Escenográfico. Academia de Bellas Artes, Reggio Calabria.

     

    MUESTRAS INDIVIDUALES

     

     

     

    2014. Galería Monty 4, A Coruña.

     

    2010. Galería Alen Klass, A Coruña.

     

    2010. Centro Comarcal da Terra de Lemos, Monforte.

     

    2009. Casa da Cultura, Reggio Calabria.

     

    2008. Bomob Espacio de Arte, A Coruña.

     

    2007. Alianza Francesa, Vigo.

     

    MUESTRAS COLECTIVAS

     

     

     

    2012. V Edición Feira da Arte Galega. Hotel Hesperia, A Coruña.

     

    2012. Bodegón en pequeno formato. Asociación de Artistas, A Coruña.

     

    2011. Pequeno formato. Asociación de Artistas, A Coruña.

     

    2010. Mostra itinerante, Arte na escola. Concello de Vigo, Vigo.

     

    El joven pintor Víctor Rodríguez (Vigo, 1981) expone en la galería Monty4 una potente obra pictórica, a la que denomina con el neologismo “cosmorama” y así como panorama (del griego pan “todo” y “horama “lo que se ve”) alude a una visión paisajística en amplitud, cosmorama nos lleva más allá, a las inmensidades que se abren tras los velos de lo visible; para hacerlo, chorrea manchas que se expanden en sugerencias de espacios vivos, abiertos y mutantes, de móviles luces y temperaturas complementarias y dibuja grafismos agitados; de manera que todo parece sacudido por un dinamismo imparable.

     

    Partiendo sin duda de las técnicas heredadas del expresionismo y del informalismo abstracto consigue una obra muy personal, donde, pese a la insistencia en los contrastes, al dislocamiento de las formas y a la ruptura con cualquier modo de perspectiva clásica, late una extraña armonía, desde luego no basada en lo apacible y apolíneo, sino en el impulso voluptuoso y dionisíaco. Es la efervescencia de un alma romántica, que siente hasta el límite la llamada del más allá, lo que nosotros somos capaces de leer aquí: una inestable y torturada belleza, un cosmos en fermentación que, en realidad, –como por cierto todo cosmos– parece surgir del caos, del que emergen, como por milagro, flotantes ciudades o por el que se desdibujan avenidas que no llevan a ningún lugar conocido, sino a los ensueños de un cromatismo exultante.

     

    Víctor Rodríguez es, desde luego, pintor pintor, lo que ya es mucho decir en estos tiempos de desprecio del oficio y su vocación viene contrastada por el abandono de su carrera de ingeniero industrial, para seguir las tormentas de la mano enamorada de las irisaciones y de los pigmentos. Fue discípulo de Mingos Teixeira y en el CIEC conoció los secretos de la gráfica; de él dice el que fue uno de sus maestros de taller, Omar Kessel, que “su ojo inquieto nos sumerge en su nuevo mundo lleno de fuerza y color”.

     

    Por su parte, la galería lo presenta como un artista que vive retirado, entre el mar y el cielo, en Louseira, cerca de Montefaro  donde “medita, experimenta y trabaja, creando obras que rebosan energía e intensidad cromática”. Es, efectivamente, este fuego creador, esta vitalidad expansiva, la que se siente al contemplar su obra, feliz y acertadamente titulada como Cosmorama. Y como Matisse podría decir: “El color me ha poseído, soy pintor”.



Report on this lot