Direct sale

1878.- Diccionario biografico cubano. Calcagno. ES EL EJEMPLAR QUE PERTENCIO A BACHILLER Y MORALES

Free delivery (certified shipping Spain)


Condition of the lot: Normal (with signs of use)

 

Autor: Calcagno, Francisco
Título: Diccionario biografico cubano / por Francisco Calcagno, (comprende hasta 1878)
Publicación: New-York : Imprenta y libreria de N. Ponce de Leon, 1878
Descripción: [6], VIII, 727 p. ; 24 cm.  Plena piel tallada y personalizada por el editor como regalo personal a ilustre señor Antonio Bachiller y Morales. Firma y dedicatoria manuscrita tanto por el editor como por el autor a Bachiller. El libro fue heredado por su sobrina María de Cstro y Bachiller y a la muerte de esta la familia cubana vendió, como tantas otras, su biblioteca. Sin duda se trata de un ejemplar único y con historia.
Materia:
  • Cubanos--Biografías--Diccionario. PRIMER DICCIONARIO BIBLIOGRAFICO CUBANO.

 

 Francisco Calcagno y su Diccionario biográfico

Leonardo Depestre Catony

Son muchos los asiduos de bibliotecas que se sienten internamente endeudados con Francisco Calcagno. Su Diccionario biográfico cubano es una obra de perenne consulta, y la mejor muestra de ello es el manoseo constante de este apreciado volumen por los lectores, investigadores y curiosos de la historia de las personalidades cubanas del pasado.

Hijo de un médico italiano, Calcagno nació en Güines en 1827 y murió en Barcelona el 22 de marzo de 1903, fecha de la cual se cumplen ahora 105 años. Desde joven fue un hombre interesado en la cultura. Estudió Filosofía y Letras en la Universidad de La Habana, viajó por los Estados Unidos y Europa, aprendió idiomas y, al regresar, abrió en su natal Güines una biblioteca, una imprenta, una academia de idiomas y un periódico.

Durante la guerra por la independencia emigró a España y se estableció en Barcelona. Extensa es la relación de periódicos cubanos que acogen sus colaboraciones. Publicó en la prensa y, después, en formato de libro —por vez primera en 1878, aunque tuvo reediciones posteriores— una colección que llevó por título Poetas de color, donde incluyó a Gabriel de la Concepción Valdés, Plácido, Francisco Manzano, Agustín Baldomero Rodríguez, Ambrosio Echemendía y Antonio Medina.

De su condición de traductor también quedan numerosas huellas, en particular en obras de teatro. Sin embargo, es su Diccionario biográfico cubano la obra que le otorga una permanencia en la historia de la literatura nacional. Se trata de un libro polémico, no exento de datos imprecisos, pero con un caudal de información que lo hace punto de partida para otros trabajos del mismo corte que, con posterioridad, engrosan la bibliografía cubana.

El Diccionario... comenzó a publicarlo en 1878 en Nueva York, donde vieron la luz las primeras 120 páginas, impresión que se interrumpió por varios años, para continuarla en 1885 y terminarla poco después. Hojear las páginas del libro nos permite conocer acerca de las personalidades de entonces, y nos ilustra de la laboriosidad de su autor y de la enorme constancia con que debió asumir esta función de biografiar figuras vivas y muertas, de variados perfiles, actividades y desempeños dentro de la esfera de la sociedad cubana.

Vale destacar que Calcagno emprendió solo su labor, y que por entonces existía un único antecedente del cual nutrirse o por el cual guiarse: el Diccionario geográfico, estadístico, histórico de la Isla de Cuba, de Jacobo de la Pezuela, editado en Madrid en el decenio del 60 del siglo XIX y contentivo de valiosa información sobre las personalidades de la Corona que prestaron servicio en Cuba durante el período colonial que le antecedió.

Quienes por circunstancias de investigación, de trabajo o de ambas han emprendido en algún momento el quehacer de redactar, reunir o compilar biografías, de valorar la labor de las figuras incluidas en un libro, de confirmar fechas  y rectificar errores repetidos una y cientos de veces, comprenden bien cuánto tuvo que trabajar este hombre para reunir una información cuyo interés se conserva a más de un siglo y cuarto de escrita y publicada.

Recordar a Calcagno es no solo un acto de justicia con el investigador laborioso; es también un recordatorio para aquellos que a veces no encuentran la llave para entrar al pasado y desconocen que el Diccionario... de Calcagno bien puede prestarles ese valiosísimo servicio con solo visitar la biblioteca y detenerse a hojear con admiración y respeto la obra de Don Francisco.

avatar bibliofilo
From 12/06/2004
Spain (Valladolid)
Seller registered as a private person.